LUNA LLENA DE ENERO

“La energía capricorniana no sólo aporta bendiciones, prosperidad y abundancia, sino también bendiciones espirituales, ideas nuevas, contacto con frecuencias más elevadas, mayores expansiones de conciencia”.

“Los que nacieron en Capricornio tienen una gran oportunidad de gran iluminación y los que nacieron en otros signos tienen la misma gran oportunidad cuando el Sol está en Capricornio”.

Los que nacieron en Capricornio se hallan en tres niveles:

I) Los capricornianos del primer nivel son cabras. Escalan por todas partes y hacen que todo parezca alcanzar fines materiales. Son muy materialistas (La ambición los gobierna).

II) La siguiente etapa es: El cocodrilo, en este nivel no sólo deberá tratar de dominar la vida física, sino también la vida del plano emocional y del plano mental.

En esta etapa enfrenta cinco pruebas:

1) Conquistar, dinero, sexo, bienes materiales.

2) Expandir su conciencia más allá de la personalidad.

3) Debe vencer el miedo y los sentimientos de soledad.

4) Debe vencer su orgullo y sus ambiciones mundanas.

5) Debe desarrollar tensión espiritual.

III) “Cuando el cocodrilo pasa estas pruebas, se convierte en Unicornio. El Unicornio es el símbolo de un iniciado del tercer grado. El unicornio asciende a las cimas con decisión, y con poder de voluntad domina las dificultades”. (Torkom Saraydarian, Sinfonía del Zodíaco)